LA NATURALEZA REAL NO ES VERDE

MARIPOSA

Este es un paper alucinante, escrito por Koert Van Mensvoort , mi traduccción puede aún mejorar pero creo logra vislumbrar el espíritu del escrito. Lo cuelgo aquí en el blog para que sea una referencia obligada. Nos enfrentamos a nuevos paradigmas y tenemos que entrar a estos nuevos territorios más desnudos de “conocimientos previos”, debemos estar dispuestos a reaprender. Podemos estar o no de acuerdo con la  mirada propuesta, pero sin duda es un tema que no podemos evitar confrontar. La acción humana sobre el medio natural es de tal magnitud que se esta convirtiendo en un hecho cultural y desde esa perspectiva la manera en que entendemos lo natural tiene otras distinciones.

En los Países Bajos, cada metro cuadrado de tierra es un paisaje artificial: la naturaleza original es dónde se encuentra. Oostvaardersplassen – constituye una de las reservas naturales más importantes de los Países Bajos – fueron, después de la recuperación de tierras, originalmente una planta industrial,  sólo se convirtió en una reserva natural más tarde. Incluso el ‘Corazón Verde’ en el centro de la parte más densamente poblada de los Países Bajos es en realidad una zona industrial medieva. Las “reservas” de la Naturaleza son por lo tanto  las reservas de hecho de la cultura ‘formada por la actividad humana. “Dios creó el mundo, con la excepción de los Países Bajos. Que los holandeses entre otros han creados por ellos mismos “, como Voltaire puso en el siglo XVIII. Y desde entonces, hemos estado haciendo todo lo posible a la altura de su pronunciamiento. Hoy en día, incluso activamente el diseño y la construcción de la naturaleza en los Países Bajos. Bosques prehistóricos se plantan en los lugares designados por los burócratas: nuestra imagen de la Naturaleza está siendo construida cuidadosamente en una simulación de recreo (una “regeneración de nuestra herencia perdida”, como la naturaleza constructores llaman a sí mismos [1]).

Originalmente en  NEXTNATURE

Tradicionales razas de ganado  están siendo colocados en la llamada “nueva naturaleza” [2]. El buey salvaje original, lamentablemente se extinguió en 1627, pero en  las Highlands de Escocia es una alternativa aceptable. Estos animales saben lo que se supone que se debe hacer: pastar, bajo las órdenes del servicio forestal. Gracias a ellos, el paisaje queda claro en lugar de convertirse en demasiado grandes (se encuentra este atractivo, ya que nos recuerda la famosa pintura de paisajes del siglo 17). En teoría, los animales se supone que se deben cuidar de sí mismos, sino en el servicio de invierno forestal está dispuesto a darles un poco de comida extra. También elimina los animales muertos, para que no se ofenda caminantes por una vaca pudriéndose en la acera. En nuestra cultura, la naturaleza se presenta continuament como un mundo perdido. Se asocia con la originalidad, sin embargo, sólo aparece una vez que ha desaparecido. Nuestra experiencia de la naturaleza es un efecto retro [3].

Es una idea generalizada de que la naturaleza es siempre la calma, tranquilidad y armonía: la naturaleza real puede ser salvaje, cruel e impredecible. Nuestra experiencia contemporánea de la naturaleza es principalmente un recreo [4]: escenario de domingo por la tarde; Disneylandia para adultos. De hecho, mucho dinero es necesario para mantener la ilusión. Pero la naturaleza es también una excelente herramienta de marketing: hay herramientas de jardín Alligator, convertibles Jaguar, etc. Metáforas naturales nos dan una sensación familiar de reconocimiento. En los comerciales de vehículos se conduce siempre a través de hermosos paisajes vírgenes. Extraño que en este campo que hayan un carteles a la vista, mientras que los logos y marcas son tan omnipresentes en nuestro medio, probablemente podemos distinguirlos mejor que nosotros las aves o especies de árboles. En mi barrio, en los 4×4 se  han convertido en parte integrante de la escena de la calle. Estos SUV (vehículos utilitarios deportivos, anteriormente conocido como Jeeps ) tienen nombres formidables como Skyline, Explorer, Conquistador y Landwind. Afortunadamente, usted puede comprar riego por aspersión para salpicar de barrosus llantas, ya que rara vez van  fuera de carretera. No hay colinas alrededor de aquí, ni la nieve o otras condiciones meteorológicas que podrían justificar un período de cuatro ruedas motrices. Es simplemente genial unirse al safari urbano. [5]

SE CONVIERTE EN LA NATURALEZA CULTURAL
La línea divisoria entre naturaleza y cultura es difícil de trazar. Cuando un pájaro construye un nido, lo llamamos la naturaleza, pero cuando uno pone humanos de un edificio de apartamentos, de repente, es la cultura. Algunos tratan de eludir el problema, alegando que todo lo que es la naturaleza, mientras que otros afirman que la naturaleza es sólo una construcción cultural.  La naturaleza La palabra se deriva de la palabra latina natura. Esta fue una traducción de la physis griega. Natura está relacionada con los términos del latín y significa “nacido” (y de la physis griega a las palabras griegas para “crecimiento”). En la época de los antiguos griegos, la distinción entre la naturaleza y la cultura ya se consideraba importante. Varias cosas han cambiado desde entonces, la naturaleza en el sentido de la materia física alterada por los seres humanos casi no existe más. Vivimos en un mundo de la cosmética petroquímica, los microprocesadores y la ropa sintética . Nuevos geles de ducha con aromas se ponen en el mercado más rápido de los que puedo utilizar . Los centros comerciales, sitios web y los aeropuertos dominan nuestro medio ambiente.

No es la naturaleza que ha permanecido intacta por el ser humano: tal vez un poco aquí y allá en el fondo del mar, el Polo Sur, o la luna. Los viejos conceptos como la naturaleza y la cultura humana y animal, y el cuerpo y la mente parecen insuficientes para la comprensión de nosotros mismos y de la sociedad tecnológica en que vivimos [7]. Los bebés clonados, tulipanes arco iris, los ratones transgénicos afectados por el cáncer crónico a servir a la ciencia médica: ¿son naturales o culturales?

En un sentido evolutivo, toda distinción entre la cultura y la naturaleza tiene algo de arbitrario al respecto; ambos han sido parte de la máquina evolutiva desde el primer día de Darwin. Cuando hablamos acerca de la naturaleza, siempre estamos en realidad hablando de nuestra relación con la naturaleza, nunca de la propia naturaleza. La naturaleza es siempre “llamado la naturaleza” [8]. Los términos “natural” y “culturales” suelen ser desplegado para justificar una posición u otra. En el siglo XIII, Thomas Aquino (el padre de Christian) que se supone el arte imita la naturaleza, porque el intelecto humano se basa en todas las cosas naturales. Oscar Wilde , por otra parte, afirmó que la naturaleza imita el arte [9]. A partir de este pensamiento, es sólo un pequeño paso a la idea de que la naturaleza sólo puede existir entre nuestros oídos y en realidad es una construcción cultural. Jacques Lacan (la posmoderna) afirma que no podemos ver la naturaleza [10]. El constructivismo moderado está ampliamente aceptada entre los filósofos y los científicos. Nuestra imagen de la naturaleza ha cambiado mucho a lo largo de los siglos. Es probable que en el futuro nos adaptaremos más a fondo. Esto no nos exime de nuestra necesidad de seguir buscando la naturaleza. La manera en que podemos distinguir entre naturaleza y cultura sigue siendo pertinente, porque dice algo sobre el punto de vista humano: ¿cuál es nuestro lugar en la naturaleza?

Un enfoque alternativo es distinguir entre los procesos naturales y artificiales. Algunos procesos pueden tener lugar como resultado de la acción humana, mientras que otros no pueden. Por ejemplo, una habitación puede ser iluminada por el simple accionamiento de un interruptor o un amanecer. El amanecer es un proceso natural, mover de un tirón un interruptor de luz es artificial. En esta perspectiva, los procesos culturales son las consecuencias claras de la acción humana intencional, y la cultura es todo aquello que los seres humanos inventan y controlan La naturaleza es todo lo demás. Pero gran parte de la “llamada” naturaleza  en nuestras vidas ha cobrado una autenticidad artificial. Los tomates genéticamente manipulados son más rojos, redondos, grandes, y tal vez incluso más saludables que los de nuestros jardines. Hay gatos hipoalergénicos, y las reservas naturales establecidas con hermosa variedad. Usted puede comprar en lugares especialmente diseñados los seres vivos en el supermercado. Diseño Humanos ha hecho la naturaleza más natural que natural: ahora es hypernatural. [11] Se trata de una simulación de una naturaleza que nunca existió. Es mejor que lo real, la naturaleza hypernatural es siempre un poco más bonita, impermeable y más seguro que el tipo de edad. Seamos honestos: en realidad es la cultura. Cuanto más aprendemos a controlar los árboles, los animales, los átomos y el clima, más que pierdan su carácter natural y entrará en el reino de la cultura.

LA CULTURA SE CONVIERTE EN LA NATURALEZA

Hasta ahora no he dicho nada nuevo. Todo el mundo sabe que la vieja naturaleza es más y más radicalmente cultivadas. Sin embargo, la pregunta es: es lo contrario también posible? Creo que es. En contraste con el progreso pensadores optimistas que creen controlar a los seres humanos “de la naturaleza aumentará constantemente hasta que son en última instancia capaz de vivir sin él, se argumenta que la idea de que puede dominar por completo la naturaleza es una ilusión. La naturaleza está cambiando junto con nosotros [12]. Se dice que el fundador de Microsoft Bill Gates vive en una casa sin interruptores de luz. La casa del futuro está lleno de sensores y software que regulan la iluminación. La naturaleza o la cultura? La persona promedio holandesa se preocupa más acerca de las deducciones de interés hipotecario que por huracanes o inundaciones.

No puede controlar el software espía y virus en su ordenador? En su lucha contra la naturaleza, los seres humanos se han vuelto cada vez más independiente de las condiciones físicas, es cierto, pero al mismo tiempo, son cada vez más dependientes de los dispositivos tecnológicos, a los demás ya sí mismos. Piense en la dependencia que viene con la conducción de un coche. Necesitamos autopistas, para los que pagamos el impuesto de circulación. Un suministro de la gasolina debe ser arreglada. Una vez que estás en el camino, tenemos que concentrarnos para no chocar contra la baranda. Usted debe tener en cuenta los usuarios de la carretera. Es necesaria una licencia de conducir. Todo esto es necesario para conseguir que su cuerpo desde el punto A al punto B se desplace más rápidamente. Junto con el de acondicionamiento físico-social y psicológica viene acondicionado. Creo que la manera de establecer el límite entre naturaleza y cultura va a cambiar. El dominio de origen, de “nacimiento”, que anteriormente pertenecía a la naturaleza, mientras que la cultura abarca el dominio de los “hechos”. Gracias a los avances en la ciencia y la tecnología, esta distinción es borrosa [13].

Origen está desempeñando un papel cada vez más pequeños en la experiencia humana, porque todo es una copia de una copia. En la medida en que todavía desea hacer una distinción entre naturaleza y cultura, vamos a trazar la línea entre “controlable” y “autónomo”. La cultura es aquello que podemos controlar. La naturaleza es todas esas cosas que tienen una calidad de autónomos y quedan fuera del ámbito de aplicación del poder humano. En esta nueva clasificación, los tomates de invernadero pertenecen a la categoría cultural, mientras que los virus informáticos y los atascos en las carreteras puede considerarse como fenómenos naturales. ¿Por qué los llamamos naturaleza? ¿No es confuso? Destinamos a la naturaleza porque funcionan como la naturaleza, aunque no son verdes. Las acciones humanas no son la naturaleza, pero puede hacer que, la naturaleza real en el funcionamiento de todos sus, peligros y posibilidades. A pesar de todos nuestros intentos y experimentos, todavía es difícilmente practicable para la vida del molde. Cada vez la naturaleza parece haber sido conquistado, que levante la cabeza de nuevo en un campo de batalla de otros [14]. Tal vez no deberíamos ver la naturaleza como un estática dado, sino como un proceso dinámico. No es sólo los seres humanos que están en desarrollo, la naturaleza, también está cambiando en el proceso. Por lo tanto, estoy proponiendo un nuevo enfoque para distinguir la naturaleza y la cultura. En un primer momento-como es habitual con los cambios de paradigma – se tarda un poco en acostumbrarse, pero después de un tiempo las cosas se vuelven más claras. Naturaleza real no es verde.

Koert van Mensvoort, junio de 2006. Publicado en Vermeulen, Alex (editor) (2006). Ilustración Sun, los Estados de la Naturaleza. Syndicaat, ISBN: 87-1762457-900-4 References [1] www.nieuwenatuur.nl, Stichting Duinbehoud Leiden’s website. [2] Metz, Tracy (1998). New Nature: Reportages over veranderend landscape. Amsterdam: Ambo, 1998, ISBN 90-263-1515-5. [3] Wark, McKenzie (2005). “N is for Nature”, in Van Mensvoort, Gerritzen, Schwarz (Eds.) (2005), Next Nature, BIS Publishers, ISBN 90-636-9093-2, pp. 128-134. [4] Metz, Tracy (2002) Pret! Leisure en landschap. Rotterdam: NAi, 2002, ISBN 90-5662-244-7. [5] Catlett Wilkerson, Richard (2006). Postmodern Dreaming: Inhabiting the Improverse (www.dreamgate.com/). [6] Bacon, Francis (1620). “Novum organum”, translated by James Spedding, Robert Leslie Ellis and Douglas Denon Heath, in The Works (Vol. VIII), published in Boston by Taggard and Thompson in 1863 (www.constitution.org/bacon/nov_org.htm). [7] Haraway, Donna (1994). “Een Cyborg Manifest”, translated by Karin Spaink (A Manifesto for Cyborgs, 1991), Amsterdam: De Balie, 1994. [8] Schwarz, Michiel (2005). “Nature So Called”, in Van Mensvoort, Gerritzen, Schwarz (Eds.) (2005), Next Nature, BIS Publishers, ISBN 90-636-9093-2, pp. 87-109. [9] Wilde, Oscar (1889). The Decay of Lying: An Observation. New York: Brentano, 1905 [1889]. [10] Lacan, Jacques (2001). Ecrits, translated by Alan Sheridan, London: Routledge, 2001. [11] Oosterling, Henk (2005). “Untouched Nature”, in Van Mensvoort, Gerritzen, Schwarz (Eds.) (2005), Next Nature, BIS Publishers, ISBN 90-636-9093-2, pp 81-87. [12] Van Mensvoort, Koert (2005). “Exploring Next Nature”, in Van Mensvoort, Gerritzen, Schwarz (Eds.) (2005), Next Nature, BIS Publishers, ISBN 90-636-9093-2, pp. 4-43. [13] Kelly, Kevin (1994). Out of Control: The Rise of Neo-Biological Civilization, Reading, Massachusetts: Addison-Wesley, 1994, ISBN 0-201-57793-3. [14] Heraclitus (540-480 BC): On Nature, fr. 208: “Nature loves to hide.” (Heraclitus wrote the philosophical work On Nature, which he placed in the temple of Artemis at Ephesus (Diogenes, Lives, 9.6). The work as a whole has not survived; what remains of it are quotations in the works of others.)


4 Comments

  1. Ricardo says: October 19, 2009 at 8:55 amReply

    tiene mucho de las ideas de “simulacra and simulation” de Jean Baudrillard
    en español se puede encontrar con el nombre de “cultura y simulacro”.

  2. Andres Durán says: October 19, 2009 at 1:19 pmReply

    Muchas gracia por el dato, ando en exploración en torno al tema, saludos!

  3. durban says: November 5, 2009 at 4:38 pmReply

    todo es un holograma,nuestro corazon se iluminara
    como un sol interno,vamos al encuentro con la pachamama..
    lean profecias hopi..

Trackbacks for this post

  1. El Paisaje como Supermercado | arqshow